Novedades genealógicas

Actualizado: 14 de dic de 2020

Ya casi a fin del año más extraño que he vivido, me doy cuenta de lo extraordinario que fue en todo sentido. Gracias a las prohibiciones del contacto físico, hicimos reuniones de manera virtual en el trabajo y también con nuestros amigos y familia. Y tal como el mundo siguió girando, al menos en lo que se refiere al trabajo genealógico, también continuó; con charlas permanentes y muchos aprovechamos para ponernos al día con algunas investigaciones pendientes.


En el Instituto (ICHIG) no paramos. Y pudimos llevar a efecto la publicación de nuestra revista N° 63. Gracias al compromiso de nuestro comité editorial, compuesto por Manuel José Ureta, Carlos Celis y yo como director (el próximo año se sumará al comité Cristián Mujica), logramos algo que parecía muy difícil. Para alcanzar el objetivo hay que pasar por varias etapas, de ahí que no sea tan simple: la aceptación de trabajos, revisión, corrección, selección, diagramación y finalmente la impresión de la revista. En este último punto contamos con una “ventana” que facilitó que ya esté disponible la revista de 402 páginas.


A diferencia de otro años, no pudimos hacer el lanzamiento oficial, pero nos conformamos con la buena recepción que ha tenido. En perspectiva, puedo afirmar que lo más evidente de esta revista es que está muy equilibrada, con seis trabajos que abarcan genealogías antiguas, de inmigrantes extranjeros y elencos; además de siete artículos breves que siempre aportan conocimiento. Todas investigaciones de calidad.


Uno de los gráficos que acompañan el trabajo.

El trabajo que inaugura esta versión es: “La presencia catalana en Chile (1700 – 1818)”, de Cristián Mujica, cuya impecable forma de abordar este elenco, con una contextualización histórica donde se explica y describe claramente a este grupo, invita a una lectura detallada donde se encontrará un elenco de estos inmigrantes.


Continúa “La familia Gálvez de Guacarhue”, de Ignacio Maturana y quien escribe estas líneas; sin querer ser tan poco objetivo, me parece importante comentar que se trata de una familia que arranca en Chile en el siglo XVI y llega hasta el presente; que no hay seguridad de ser la única en el país, ya que Ignacio ha investigado ¿otra rama de esta familia u otro linaje? Ubicada en Chimbarongo y que espero pronto publique.


El tercer artículo del corpus de la revista es: “Ascendencia y entorno familiar del conquistador Alonso de Miranda Salón”, de Jaime Muñoz. Jaime nos tiene acostumbrados a trabajos muy fundamentados, con una amplia variedad de fuentes, tanto bibliográficas como primarias. En esta oportunidad, se trata de una investigación cuya cronología arranca de la baja Edad Media hasta principios del siglo XVII en Chile y que continúa con los Alfaro de Concepción.


“Los Binimelis de Concepción y Coelemu” es el cuarto artículo que José Luis Martí nos presenta, un investigador habitual en las últimas revistas. Aunque no se puede asegurar 100%, el origen de esta familia sería balear. Sus descendientes se radicaron en las zonas de su título por varias generaciones hasta que migraron hacia otros lugares de Chile. No sería la única familia del apellido.


El quinto trabajo es “Los Court, armadores del Garona al Maule”, de Ruby Baeza y Pablo Blanco. Este es el artículo inaugural de Ruby y espero que sea un fructífero inicio. Esta investigación muy bien documentada, nos lleva al siglo XIX a los astilleros del sur de Chile, donde la familia del bordolés Jean Court tuvo un rol destacadísimo. Por lo demás, era un oficio que ya venía desempeñando desde Francia.


El último trabajo del corpus, es decir que cuenta con hasta 65 páginas, es el de Daniel M. Stewart, “Los milicianos de la frontera: la matrícula del maestre de campo don Salvador Cabrito, Chile, 1769”. Daniel presenta la lista de estos milicianos, la que será sin duda de mucha utilidad para cualquier investigador de temas históricos y desde luego genealógicos, ya que permite ubicar en lugar y fecha a una persona, además de sus funciones.



Para concluir, la revista tiene un apartado de artículos breves, de no más de diez páginas, que trae muy variados tópicos, desde noticias, sucesos de la historia privada, juicios y antecedentes genealógicos. También se incluye una sección de adiciones y correcciones donde se van complementando los múltiples trabajos que se han publicado durante tantos años.


Tiene 402 páginas donde intervinieron (como pudiste apreciar) varios genealogistas que han querido compartir sus investigaciones -al igual que otros investigadores de antaño- haciendo de la genealogía una disciplina más viva que nunca.





Lamentablemente solo está en formato de papel, y se puede adquirir en la sede del Instituto, Londres 65, Santiago; previo contacto con doña Cecilia Fierro, e-mail: sochigeo1@yahoo.com, tel: 56 2 26382489. El valor es de $15.000 (CLP) y también se despacha a otras regiones.


Si estás interesado en publicar un estudio familiar, puedes hacerlo en la revista, cualquiera puede hacerlo. Basta con seguir las normas editoriales, que el tema esté relacionado con genealogía e historia, y que cumpla con rigurosidad científica. Si tienes algo en mente, coméntamelo y te puedo guiar.


Volver a "Genealogía"



628 vistas0 comentarios