Parentescos

Actualizado: 18 de ene de 2020

Cuando se habla de parentescos nos resulta natural pensar en hermanos, primos y tíos. Y esas relaciones familiares han estado desde siempre, naturalmente. Aunque los significados han sido distintos en otras épocas; por ejemplo, en el siglo XVII era común que se les dijera primos a primos hermanos, primos segundos o hijos de primos segundos… Que se hable de hermanos y se refieran a los cuñados o se traten de “hijos” a los yernos o nueras. Hoy esto es bastante más restrictivo.


En este artículo me gustaría que comprendieras algunas reglas formales y usos que te permitirán sacar el máximo provecho de las Informaciones Matrimoniales, espero lograrlo. Hacia el final encontrarás algunos ejemplos y una pequeña innovación, porque preparé un breve test de parentescos, para que ejercites tus conocimientos en esta materia, ¡pero después de haber leído este post!


Los matrimonios entre parientes se dieron fuertemente durante un período que va más o menos entre 1760 y todo el siglo XIX, tanto en el campo (mayoritariamente) como en la ciudad (en un grado menor). A estos enlaces se les denomina endogámicos, es decir que se realizan al interior de un mismo grupo, en este caso parientes sanguíneos. Lo interesante es que este fenómeno que se dio en lugares con poca densidad poblacional en territorios acotados, fue tan usual que no conozco a persona que no tenga este tipo de unión de antepasados.


Tanto en el orden civil como en el eclesiástico se miden los parentescos entre las personas, aunque con fines y sistemas de mediciones distintos.


Los parentescos considerados por la Iglesia, que son los relevantes para esta publicación, se observan directamente de las Informaciones matrimoniales que describí en el post anterior, como parte del proceso del matrimonio y son muy útiles porque implícita o tácitamente aportan datos para la construcción de árboles genealógicos.


Los parentescos de orden civil se ven reflejados por ejemplo, al momento de reclamar una herencia, pero usualmente no aparecen en un documento en específico, puesto que en el matrimonio civil esta información (de parentescos) no se anota. Sin embargo, en juicios de la colonia o la república, asoman de forma tangencial cuando declara algún pariente de las partes y se anota específicamente que tal testimonio puede ser tachado por la cercanía familiar.


Los impedimentos de parentesco para contraer matrimonio, son de cuatro tipos: el de consanguinidad, de afinidad (estos dos son los típicos), el de pública honestidad (referido a matrimonios inválidos o concubinatos notorios que se consideró como un parentesco de afinidad ilícito en los documentos) y el legal (que nace de la adopción), donde está prohibido casarse con los padres adoptivos o hermanos adoptivos.


Los más comunes y que uno ve siempre en estas Informaciones Matrimoniales son los impedimentos por parentescos de consanguinidad y afinidad. Los de consanguinidad se explican prácticamente solos y dice relación con que los novios descienden de uno o más antepasados comunes. El segundo, de afinidad, se refiere a que uno de los novios tuvo alguna relación legítima o ilegítima con un pariente consanguíneo del otro novio, aparece escrito como “impedimento de afinidad lícito” o “impedimento de afinidad ilícito”. Por ejemplo, si el novio quiere contraer un segundo matrimonio con la hermana de su primera esposa, entre ambos tendrán un parentesco de afinidad lícito, pero si el novio tuvo relaciones sexuales con la hermana de la novia (sin matrimonio de por medio) tendrán un parentesco de afinidad ilícito, que es el de pública honestidad planteado antes.

Tipos de parentescos más usados

Por otro lado, no estaba ni está permitido casarse entre descendientes de una misma línea recta, es decir, entre padres e hijos o abuelos con nietos. Tampoco estaba permitido casarse por línea transversal o colateral entre hermanos ni medios hermanos. Lo de transversal significa que es “hacia el lado”, primos hermanos, primos segundos, etc. O sea, que se desciende de líneas distintas (no rectas) de el o los antepasados comunes. Eso quiere decir que todos los parentescos que encontramos en las Informaciones matrimoniales son transversales o colaterales.


Los documentos manuscritos tienen distintos niveles de información, algunos curas eran súper claros, ya que aparte de incluir la ligazón familiar con el lenguaje técnico que se ocupa, inclusive hacían dibujos de árboles genealógicos, poniéndole los nombres a los antepasados hasta llegar al ancestro común; otros curas explicaban en palabras un poco más, por ejemplo, “por ser mi abuelo Juan González primo hermano de la madre del futuro contrayente”, pero otros curas simplemente ponían el lenguaje técnico para describir el parentesco y nada más. Lo que me interesa es que logres interpretar este último caso, el difícil.

Parentescos de una pareja de novios en una Información Matrimonial, muy completo.

Sé que puede parecer mucha información, pero probablemente lo más importante viene ahora, cuando veas los grados de parentesco. De todas formas, te recomiendo releer el texto para tener una mejor comprensión.



GRADOS DE PARENTESCO


Hasta 1983 la Iglesia utilizó el sistema germano para calcular los grados de parentesco y luego de aquel año comenzó a usar el sistema romano que es el que también utilizan la mayoría de los códigos civiles de los países. Donde no entraré, por ser muy reciente y muy poco importante para los documentos de referencia.


En el sistema germano, que es el que importa para entender lo que aparece en las Informaciones Matrimoniales, la pareja o la persona común de la que descienden los novios parte con cero grados (0°), los hijos de esa pareja o persona, que son hermanos (o medios hermanos) son parientes en primer grado (1°); los nietos de esa pareja o persona son parientes entre sí en segundo grado (2°) y así… hasta el cuarto grado.


Importante, por si no te diste cuenta, es que para los parentescos canónicos no hay diferencia entre los hermanos o medios hermanos, o para quienes tengan uno o dos antepasados comunes más cercanos. Desde el punto de vista de los grados de parentesco son lo mismo.


Señalé hasta el cuarto grado porque es el máximo parentesco con el que la Iglesia impedía contraer matrimonio (tatarabuelos en común) y por lo tanto, se necesitaba dispensar. Parentescos más lejanos, de quinto grado por ejemplo, no generaban impedimentos.



PURO O MIXTO


Antes de pasar a ejemplos que te permitan entender con mayor claridad toda esta maraña de información, tengo que detenerme en la última estación.