• Cristián Cofré León

Los matrimonios: documentos vitales (II)

Actualizado: 6 de oct de 2019

El resultado del proceso del matrimonio que se vio en el post anterior podía dejar, en diversas épocas, una fuente importante de documentación que es muy útil para la genealogía.


Si uno pudiera rastrear todos los matrimonios efectuados en la Iglesia Católica de antepasados, podría llegar a tener los nombres de todos ellos hasta 1563, luego que se comenzara a utilizar el registro de estos eventos en los libros parroquiales. Claro está que este mundo ideal no existe. Por diversos motivos, no ha llegado a nosotros toda esta información. Sin embargo, cuando está, uno puede obtener una generación más de ancestros.


En el Registro Civil


En el Archivo del Registro Civil se resguarda la información que interesa. Cuando se realizan los matrimonios civiles, que comenzaron en 1885 luego de las leyes laicas en Chile; se levanta un acta del evento que contiene información detallada, luego de eso se asienta un resumen en el libro del Registro Civil local y posteriormente se hace una copia de este resumen y se envía al Archivo en Santiago. De este resumen se extraen los certificados actualmente.


Certificados de matrimonios


El formato actual de los certificados es muy escueto en cuanto a la información que entregan, abarcando más o menos desde 1950 hasta hoy. Incluye: Circunscripción (oficina) donde se inscribió el matrimonio, número de inscripción, año de inscripción, fecha y hora de celebración del evento, los RUN de los contrayentes (que no siempre está), y el tipo de régimen conyugal (sociedad conyugal, separación de bienes, participación en los gananciales); y por último la fecha de emisión del certificado.

Certificado de matrimonio actual.

En cuanto a los certificados más antiguos, en realidad lo que hace el Registro Civil es entregar la copia del resumen del que hablaba anteriormente, el que se asentaba en los libros de matrimonios, digamos que son los que se obtienen aproximadamente desde 1885 hasta 1950, dependiendo de la oficina y fecha de inscripción. Lo interesante es que este resumen regularmente sí incluye los nombres de los padres; entonces como documento informativo es mucho mejor que los certificados actuales.


Certificado de matrimonio antiguo. Nótese que está la oficina (Vallenar), el año (1889) y el número de inscripción (26)-

Para tener en cuenta: el Registro Civil ofrece certificados de matrimonio gratuitos (vía web) sabiendo los RUN de alguno de los contrayentes. Como decía, en la mayoría de los casos los certificados que se pueden obtener por internet bajo esta modalidad, parten en torno a la década de 1950. Antes de esa época los matrimonios no están indexados a este sistema y para obtener el certificado se necesita saber:


- Nombre de los contrayentes (lo más completos posibles)

- Oficina del Registro Civil

- Número de la inscripción

- Año de la inscripción


Para obtener esos datos, se necesita revisar los índices de los registros matrimoniales de la oficina donde debió casarse la pareja buscada y así se obtiene la información requerida, importante es el año y número de inscripción, pues los libros por lo general son anuales y ordenados consecutivamente por fechas de inscripción. Por ejemplo, si uno ve el libro de matrimonio de la oficina del Registro Civil de Combarbalá, del año 1918, la primera inscripción, del 2 de enero, tiene el número de registro 1, el segundo matrimonio el 2 y así. Si en un año se casan muchas personas y se acaban las hojas de un libro, entonces se abre otro y continúa con la numeración en la mayoría de los casos; sin embargo, en algunas oficinas este segundo libro parte de nuevo con el primero registro como número 1; entonces al momento de pedir el certificado es muy importante señalar el número del libro y el número del registro. Ojo con eso.


Ahh, hay oficinas que tienen el libro de índice y otras que no; están en la oficina central.


Actas de matrimonios


Si estás investigando la genealogía de alguien más o propia, olvídate del certificado, lo que necesitas es el Acta de matrimonio. Este documento entrega un detalle, el mayor detalle que hay sobre este suceso, particularmente tres datos que son MUY importantes: lugar de nacimiento de los contrayentes, edades (o fechas de nacimiento) y nombre de los padres de cada uno. Complementariamente están los testigos y las direcciones donde vivían los cónyuges.


Es por lejos el documento más importante por la calidad de la información.


Para tener en cuenta: cada acta está asociada al mismo número de inscripción, año y oficina del registro civil, así que si buscas el matrimonio en un libro de índices obtendrás la información necesaria para obtener el acta. Cuando solicites este documento (en cualquier oficina), sé muy explícito/a en que pides el acta y no un certificado. Una forma que tienes para comprobar que te entendieron es el precio que pagas: un acta vale $1.970.


Dónde solicitarlos: oficinas del Registro Civil o vía web para los más recientes.

Dónde verlos: sitio web de la IJSUD (1885 - c. 1905)

Fechas de documentación: 1885 – Actualidad.



En los Archivos parroquiales


Los matrimonios católicos se han efectuado en Chile desde la llegada de los conquistadores, pero como ya habrás deducido, no se conservan tantos como uno quisiera. Así que, su principal importancia en cuanto a cantidad de documentación está en los siglos XVIII y XIX. Naturalmente, cuando ya tienes todo lo que necesitas del Registro Civil, debes pasar a los archivos parroquiales.


Partidas de matrimonios y/o velaciones


En el post anterior comentaba que del proceso de matrimonio, los puntos 5. y 6. (matrimonio y velación) eran los que componían los documentos vitales, es decir, aquellos que sirven para armar un esqueleto genealógico con nombres de antepasados; mientras que los otros: dotes, información matrimonial o dispensa de matrimonios los considero complementarios.


Las partidas de matrimonio estándares tienen:


- Lugar donde se efectúa el matrimonio (parroquia, viceparroquia, capilla, o una zona)

- Fecha

- Evidencia de haber hecho las proclamas (ver post anterior) y el resultado (con o sin impedimento).

- Casamiento y/o velación (de qué trata el registro)

- Nombres de los cónyuges

- Lugar de nacimiento y/o residencia de los contrayentes

- Nombres de los padres de los cónyuges

- Nombres de los testigos


Como decía en el proceso del matrimonio, se podía efectuar el casamiento y velación el mismo día, o la velación después. En el primer caso, normalmente el cura escribe: “casé y velé”, mientras que cuando los eventos se realizaron en fechas distintas, se identifica el documento según corresponda. También es frecuente que como nota al margen de la partida de matrimonio se indique cuándo se realizó la velación. Notar que la velación, si está anotada como otra partida es mucho más escueta que la de matrimonio, muchas veces no contiene los nombres de los padres de los contrayentes.


Partida de matrimonio y velación de Juan Correa con Josefa Elgueta. "... en el día anterior casé y velé in facie eclisae..."

Partida de matrimonio con velación al margen de Lindor Serrano con Delicia Peña.

Matrimonio de Diego Quiroz con Josefa Severino. "... con mi licencia casó por palabras de presente...",

Velación de Diego Quiroz con Josefa Severinos. "... don Juan de Ribera veló a..."

Para tener en cuenta: no todos los registros contienen la información estándar lamentablemente. A veces los curas fueron tan breves que sólo mencionan los nombres de los contrayentes, sin información adicional. Y ahí uno simplemente tiene ganas de &%$#/(& al cura, jeje. Créeme que no es chistoso ese momento.


Dónde solicitar las partidas (documento con validez legal): parroquias (desde su fundación – Actualidad), Arzobispado de Santiago u Obispados (Desde su fundación – 1900).

Dónde ver las partidas: Archivo Histórico del Arzobispado de Santiago (microfilmes), Centros de Historia Familiar de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (digital).

Fechas de documentación: c. 1580 – Actualidad. Dependiendo de la fundación de las parroquias y sobrevivencia de documentos.



Continuará con "Defunciones y Sepultaciones"


Volver


226 vistas